¿Ocasión desperdiciada pedagógicamente en el Congreso de los Diputados para concienciar a los ciudadanos en el uso eficiente de los recursos en el marco de la Economía Circular?

Inicio/Noticias/¿Ocasión desperdiciada pedagógicamente en el Congreso de los Diputados para concienciar a los ciudadanos en el uso eficiente de los recursos en el marco de la Economía Circular?

Nos referimos a inculcar formación y hábitos en materia de entrega eficiente de los productos al final de su vida útil (residuos).

De acuerdo con los criterios de las Política Comunitaria de la UE para implantación de la Economía Circular, los materiales y objetos reutilizables y reciclables deben ser contemplados como recursos, más allá de la sensibilidad frente a potenciales daños ambientales atribuibles a una mala gestión de los residuos. Debe argumentarse que la cadena de materiales debe ir contra de la cultura de usar y tirar.

Este recordatorio lo ha motivado la difusión que se está dando a la noticia de que la Comisión para el Estudio del Cambio Climático del Congreso de los Diputados ha aprobado la proposición no de ley para su tramitación relativa a que se inste al Gobierno para establecer un calendario para la sustitución de bolsas comerciales de un solo uso de plástico no biodegradable, a la que añade que a partir de enero de 2018 los platos, vasos, tazas cubiertos de plástico así como los bastoncillos de algodón tengan que estar fabricados en un 50 % con sustancias biodegradables procedentes de materias orgánicas.

Si acudimos al texto de la presentación y debate de la propuesta en el Diario de sesiones del Congreso de los Diputados (Comisiones de 23 de noviembre de 2016), se expone (extractos) que “el plástico” ha supuesto una revolución, pero que también está generando un problema, indicando que el 30 % de los plásticos son de un solo uso.

Nada a objetar, pero la exposición de la Propuesta Parlamentaria se centra directamente en el consumo de bolsas de un solo uso, y a partir de aquí el discurso parlamentario cita el problema de la duración de las bolsas y botellas desechables, que “suelen permanecer en el medio ambiente entre 100 y 1.000 años, se trata de una bomba ecológica”. La exposición se extiende en los daños que producen los plásticos en el mar, que “está provocando más mortandad sobre las aves marinas que el propio cambio climático”.

La forma de solucionar el problema expuesto según la Propuesta, pues adoptando la Directiva 2015/720 del Parlamento Europeo y del Consejo, sin mayores argumentos ni debates. La propuesta presentada por Ciudadanos, fue aprobada con ligeras enmiendas por representantes del grupo socialista, popular, unidos-podemos, y vasco.

Hubiéramos preferido que la presentación de la Propuesta y su debate hubiesen sido más ilustrados, y no sólo presentar los potenciales daños en los océanos:

  • No se hizo ninguna referencia al fuerte debate que hubo en la Comisión Europea, respecto del informe “Auken”, sobre la identificación y problemática que se plantea con los materiales biodegradables para su tratamiento correcto (compostaje).
  • No se hizo ninguna referencia a que los análisis de ciclo de vida de bolsas, revelan que las de papel o las de plástico, así como las “bio” son adecuadas en función de los recursos (en países con bosques es favorable a las bolsas de papel, pero no en las que no disponen de bosques). La respuesta del sector fabricante fue desarrollar las bolsas reutilizables.
  • Además, en relación al origen de los plásticos que van a parar al mar, según los estudios que se realizan al respecto, se refieren a los perímetros de 50 km alrededor de las costas (la península Ibérica, a pesar de tener costas, tiene mucho suelo en su interior no culpable de que sus bolsas abandonadas vayan al mar).

El debate parlamentario recogió la preocupación por la cantidad de residuos y fuerte crecimiento que actualmente se produce en los países asiáticos que no disponen de sistemas de gestión de residuos desarrollados. Es verdad que el problema de los plásticos en el mar y otros materiales es un problema potencial, pero no exclusivamente de las bolsas de un solo uso.

El diputado que defendía la Proposición No de Ley del Grupo Parlamentario Ciudadanos se expresa “…estamos hablando del presente y de mejorar el futuro y que estas bolsas desaparezcan… en vez de futuro tengamos que hablar de supervivencia”.

Llama la atención que en siete páginas del diario de sesiones publicado no hay referencia a desarrollar el uso eficiente de los recursos en el marco de Economía Circular ni cómo comunicarlo a la gente.

 

 

 

 

Por | 2017-07-05T10:12:17+00:00 diciembre 7th, 2016|Noticias|Sin comentarios

Deje su comentario