POSICIÓN DE ANARPLA para potenciar la transición a una Economía Circular real.

Inicio/Legislación, Tema del Mes/POSICIÓN DE ANARPLA para potenciar la transición a una Economía Circular real.

Recogemos nuestra posición sobre puntos concretos que actualmente se están debatiendo en los foros, conferencias y/o frente a las administraciones públicas en el marco del desarrollo de la Estrategia Europea de Plástico y las nuevas directivas de envases y residuos de envases, productos monouso, consecuencias de objetivos fijados para otros  sectores (VFU, RAEEs), vertederos, así como otros procesos de  valorización complementarios al reciclado mecánico, todos ellos con consecuencias sobre las políticas de eliminación y sobre los que consideramos que las posiciones de los agentes de la cadena de valor deben ser comunes.

Prioridades para aumentar las tasas de reciclado

El ecodiseño para el reciclado, el aumento de la recogida selectiva en origen y la aplicación de mejoras e innovación, para mejorar la selección de los materiales son prioritarios para continuar incrementando las tasas de reciclado de plástico de calidad y su competitividad en los mercados de aplicación y así poder alcanzar los objetivos fijados.

Herramientas para toma de decisiones

Se deben tomar las decisiones de idoneidad de cada procedimiento de gestión en base a las informaciones disponibles de análisis de Ciclo de Vida (básicamente ahorro de emisiones de CO2, consumo energético de energías no renovables, ahorro de recursos abióticos) y balance de materiales.

Bio-plásticos:

Los residuos de plásticos bio-based y bio-degradables deben separarse de las corrientes de residuos de plásticos tradicionales. Es esencial analizar en qué aplicaciones resulta justificable el uso de bio-degradables – compostables e implementar esquemas de recolección por separado para los bio-residuos. Tiene que prestarse atención dado el desarrollo comercial que están experimentando.

  • Debido a las diferentes composiciones químicas, la mezcla de plásticos tradicionales con los bio-degradables en los flujos de residuos pone en peligro la calidad de la materia prima reciclada y afecta negativamente a la operativa de reciclado mecánico.
  • La bio-degradación, a menudo, ocurre solo en condiciones industriales cuando los productos están expuestos a altas temperaturas durante un período prolongado de tiempo. Además, una vez que los plásticos bio-degradables llegan a los vertederos, el proceso de degradación es limitado debido a la falta de oxígeno.
  • Es necesario informar, para que la demanda de bio-plásticos esté dirigida solo a aplicaciones donde su uso resulte justificable. No utilizar la etiqueta de material eco-amigo, si no aplica, y evitar resultados de generación de microplásticos incontrolados.
  • En ambientes marinos, los productos biodegradables se comportan de manera diferente y muy a menudo su degradación se ralentiza aún más.
    “Ningún producto terminado ha sido aprobado como biodegradable marino y el estándar europeo genérico sobre compostaje de envases (EN 13432), sólo garantiza la biodegradación de los envases en condiciones industriales gestionadas”. – Bioplásticos en una economía circular: la necesidad de centrarse en reducción y prevención de residuos para evitar soluciones falsas.
    Un estudio realizado en bolsas transportadoras biodegradables concluye que estos productos no ayudarían en los esfuerzos para reducir la contaminación marina, ya que su tasa de degradación es demasiado lenta para mostrar efectos significativos en el futuro cercano.

Reciclado Químico:

El reciclaje químico debe verse como una solución complementaria al reciclaje mecánico donde este último resulta ineficiente en el caso de plásticos difíciles de reciclar, es decir, residuos de varias capas o muy contaminados. Al mismo tiempo, el aumento de la recolección de residuos de alta calidad y el diseño para el reciclaje deben seguir siendo las dos prioridades para aumentar las tasas de reciclaje de los plásticos.

Los análisis de ciclo de vida, nos muestran que las emisiones de CO2 son inferiores a las de incineración y el proceso devuelve recursos-productos. Pero es un proceso con unas demandas energéticas muy superiores a las del reciclaje mecánico y por consiguiente medioambiental y energéticamente menos eficiente. Son procesos en su mayoría en fase piloto, potenciales y aún pendientes de desarrollo generalizado.

  • Debe distinguirse los procesos que permiten recuperar oligómeros o monómeros para repolimerizar (PET, PMMA, PS), de los que producen “feed-stock” (fueles líquidos, derivados de carbono reciclado) que, sometidos a refino, pueden dedicarse a producción de fuel o a la de monómeros para repolimerización.
  • Antes del desarrollo de plantas a nivel industrial deben ser evaluados los impactos económicos, medioambientales y balances de masa.
  • Debe conceptualizarse en la legislación de modo que su material de salida este claramente definido y se distinga la recuperación de energía.

 

Documento de posición firmado por la Junta Directiva de ANARPLA

 

Por | 2020-01-03T08:36:42+00:00 enero 2nd, 2020|Legislación, Tema del Mes|Sin comentarios

Deje su comentario