El estudio realizado por ANARPLA en las plantas de Reciclado Mecánico de Plásticos demuestra que NO EXISTE una problemática real de incendios en nuestro sector

Inicio/Noticias, Tema del Mes/El estudio realizado por ANARPLA en las plantas de Reciclado Mecánico de Plásticos demuestra que NO EXISTE una problemática real de incendios en nuestro sector

El sector del Reciclado Mecánico de Plásticos clave para cerrar el círculo de la sostenibilidad del plástico se está viendo perjudicado colateralmente por unas cifras de siniestralidad que no le corresponden.

En la actualidad, y tras varios años de recuperación de actividad industrial acompañada de un incremento muy importante de siniestros de severidad, las entidades aseguradoras han endurecido sus condiciones y están llevando a cabo una política muy restrictiva a la hora de suscribir pólizas.
Estas restricciones se endurecen especialmente en el sector del reciclaje de plásticos, nuestro sector se ve colateralmente perjudicado por unas cifras de siniestralidad que no le corresponden y que se han incrementado alarmantemente en los últimos años.
Esto hace que las entidades aseguradoras puedan limitar las coberturas a ciertas empresas, restringir su participación en ciertas pólizas e incluso rechazar el aseguramiento de estas empresas de reciclaje de plásticos o que realicen esta actividad en su proceso.
Por otro lado, en diciembre de 2015 la Comisión Europea decide lanzar el Plan para la Economía Circular dando especial preferencia al desarrollo de las infraestructuras necesarias para aumentar las tasas de reciclado mecánico de plástico (Estrategia Europea de Plástico) sector clave para cerrar el círculo de la sostenibilidad del plástico.

Es necesario afrontar el absoluto desconocimiento de la actividad de los recicladores por parte de las compañías y eliminar las trabas para el correcto desarrollo de un sector que la Comisión Europea ha considerado clave en el Plan para la Economía Circular.

El ciclo de vida de los materiales plásticos abarca multitud de procesos. La producción primaria de materiales plásticos, mayoritariamente obtenidos de derivados petrolíferos, la cual se utiliza para el moldeado de piezas, formación de láminas, películas, tubos, etc., con diversas aplicaciones y duración- utilización, que oscila entre 6 meses (caso de envases o embalajes de transporte) hasta larga duración (mínimo 50 años), por ejemplo, en tuberías aplicadas al sector de la construcción.
Una vez terminada la vida útil de los objetos, pasa a tener la consideración de residuos.

La gestión de dichos materiales – residuos, entra en una cadena de procesos:

  1. Recogida será de residuos posconsumo doméstico, los que se pueden considerar municipales y, por otro lado, de los residuos seleccionados o mezclados con otros materiales, tales como cartón, madera, partes metálicas, originados en comercios, industrias o grandes entidades (hoteles, centros comerciales, etc.) que se recogen, transportan a establecimientos de almacenamiento y clasificación o, si su destino es la eliminación, a centros de valorización energética o de depósito controlado-vertido.
    Estas operaciones de recogida, almacenamiento, clasificación y de preparación, con transportes y almacenamientos intermedios, son las que en general se conocen como “recuperación” y en aplicación de la definición según los Reglamentos de la UE y en España, concretamente la Ley de Residuos vigente, 22/2011, están definidas como operaciones de valorización, cuando no van destinadas a eliminación y según el Anexo II de dicha Ley son operaciones R-12 y R-13 de almacenamiento y operaciones previas a cualquiera de las operaciones de reciclado final regulada como R-3.
  2. Proceso de reciclado, bajo autorización previa como gestor de residuos, es el proceso en el que los materiales procesados pueden ser reincorporados a la cadena de vida útil del plástico como materia prima secundaria para los procesos de moldeo, conformación de objetos, etc. Y de esta forma, entrar en un 2º ciclo de vida útil.
    Los establecimientos autorizados para procesos R-3 en ocasiones deben contar con procesos auxiliares para su actividad. No siempre reciben los materiales plásticos perfectamente clasificados según su naturaleza y además para el funcionamiento regular de los equipos de los procesos de reciclado, deben contar con unas cantidades mínimas de materiales, procesos auxiliares de gestión R-12 y R-13.

Según datos obtenidos del año 2017, el sector “reciclador” procesó 1 millón de toneladas, el 40 % de los 2,5 millones de toneladas de residuos plásticos generados entre posconsumo y residuos industriales preconsumo. Del millón de toneladas procesadas el 52 % corresponde a envases posconsumo doméstico.

 

En el siguiente diagrama se expone, de modo resumido, el ciclo de vida de los materiales plásticos y se puede apreciar como las operaciones de reciclado final forman solo una parte de la cadena de vida útil y posterior valorización de parte de ellos.

CNAE para identificar la actividad

Si bien el CNAE tiene finalidades de elaboración de estadísticas, también alcanza a diferenciar las operaciones de manipulación de los materiales.
Las empresas de Recuperación (servicio de recogida – transporte, preparación y eliminación) y las de Reciclado Mecánico de Plástico (sin reciclado final), pueden estar identificadas con alguno de los siguientes CNAE.

38.21 Tratamiento y eliminación de residuos no peligrosos
38.31 Separación y clasificación de materiales

Las empresas de Reciclado Mecánico de Plásticos con reciclado final pueden estar identificadas con alguno de los siguientes CNAE

20.16 Fabricación de plásticos en formas primarias
38.32 Valorización de materiales ya clasificados

Las empresas de Reciclado Mecánico de Plásticos que consumen su propio reciclado pueden estar identificadas con el siguiente CNAE

22.22 (y otros) Fabricación de envases y embalajes de plástico (y otras fabricaciones)

Aplicación de medidas de prevención propias de los establecimientos industriales Reglamentadas

Almacenamiento: Paso inicial de los procesos en los establecimientos a fin de asegurar la alimentación de los equipos de proceso.
El almacenamiento en los “recicladores” suele realizarse en patios al aire libre, aislados de otros establecimientos, por tanto, es característico el edificio tipo E.
En estas condiciones se pueden considerar como iniciador una negligencia o mal comportamiento humano como tirar una colilla, u otro como el incendio ocasional en una carretilla de transporte que se propague al material almacenado.
Proceso de Reciclado: La mayoría se basan en procesos de lavado por vía húmeda, por lo que los niveles de riesgo intrínseco en estas zonas suelen ser bajos.
Etapa final de acondicionamiento de materiales (secado y extrusión-granceado). Son fases que se realizan entre 80 y 200 ⁰C, en equipos confinados y con poca cantidad de material en proceso. Se puede considerar como zona de atención, pero el historial de las empresas no presenta incidentes que posteriormente se hayan propagado.
Almacenamiento de producto acabado para expedición: El producto reciclado tiene las características antes enunciadas para los materiales plásticos. La mayoría son almacenes, normalmente no adosados o de configuración aislada tipo C. Por tanto, el fenómeno iniciador tiene que ser debido a negligencia o accidente a partir de otro proceso iniciador.

Es importante recordar que las plantas de reciclado mecánico de plásticos en España deben cumplir con toda la legislación vigente en materia industrial y medioambiental. En el caso específico de los incendios, las instalaciones están sometidas a reglamentaciones de prevención y lucha contra incendios, planes de prevención, y de autoprotección, que son de obligado cumplimiento en los establecimientos. En el caso concreto de los asociados a ANARPLA, estos se rigen por el Manual de Buenas Prácticas Ambientales donde se detalla la legislación de aplicación, con especial dedicación a los envases ligeros. Además, las empresas (establecimientos) de mayor magnitud de las instalaciones de reciclado mecánico de plásticos, están certificadas de forma voluntaria por las normas ISO 9001 de calidad y la ISO 14001 de gestión medioambiental.

El coste de los siniestros en los últimos 5 años no ha llegado a suponer ni el 1% del coste de las pólizas

ANARPLA representa a 50 establecimientos, del total de 130 establecimientos que componen todo el sector, que representan un 70% de la producción de plástico reciclado.
Se ha realizado encuesta entre los asociados recabando 41 declaraciones firmadas. La encuesta realizada consiste en una recopilación de los siniestros relacionados con incendios, identificando siniestros de menos de 1 M€ y más de 1M€, de los últimos 5 años. Los resultados se resumen a continuación.

La información recabada suma una representatividad del 82% de los encuestados.

Para los últimos 5 años, no se han declarado siniestros de más de 1 M€ y tan solo se han declarado 3 siniestros de menos de 1 M€

El coste total de los siniestros declarados, para los últimos 5 años, es de 27.997,50 €

Podéis solicitar el informe completo con un correo a la siguiente dirección: anarpla@anarpla.com

 

Por | 2019-10-11T13:05:47+00:00 octubre 11th, 2019|Noticias, Tema del Mes|Sin comentarios

Deje su comentario