GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA LA CORRECTA GESTIÓN AMBIENTAL DE LOS ESTABLECIMIENTOS DE RECICLADO DE ENVASES PLÁSTICOS

Inicio/Publicación/GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA LA CORRECTA GESTIÓN AMBIENTAL DE LOS ESTABLECIMIENTOS DE RECICLADO DE ENVASES PLÁSTICOS

GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA LA CORRECTA GESTIÓN AMBIENTAL DE LOS ESTABLECIMIENTOS DE RECICLADO DE ENVASES PLÁSTICOS.

Que ninguna de ninguna de las empresas de reciclado mecánico de plástico, con autorización R-3, haya sufrido incendio en los últimos 6 años no es casualidad. Las empresas asociadas a ANARPLA se rigen por la Guía de buenas prácticas para la correcta gestión ambiental de los establecimientos de reciclado de envases plásticos.

RESUMEN:

Los materiales denominados plásticos, son un conjunto de materiales poliméricos, con más de 60 familias de distinta naturaleza química. 6 de estas familias son conocidas como termoplásticos comerciales o de gran consumo, y son reciclables. Otros materiales de aplicación en piezas técnicas, construcción y otros sectores, también pueden ser reciclables.

Los materiales plásticos, en su mayoría no son compatibles entre sí debido a la distinta naturaleza química.

Un 47 % de los materiales plásticos se utilizan para la fabricación de envases y embalajes (packaging), predominando los denominados comerciales. En la etapa de recogida de envases post-consumo, residuos CER 150102, se recogen mezclados y posteriormente se someten a preparación para su valorización – reciclado con una riqueza mínima del material predominante que se especifica en las fichas ETMR de ECOEMBES.

Dichos materiales, ya clasificados y preparados, son los que se contabilizarán como residuos a reciclar. Pueden contener entre un 8% y un 15 % de materiales no deseados que se terminan de extraer en los procesos de reciclado hasta alcanzar un contenido en no deseados o impurezas < 1 % en triturados y hasta < del 0,01 % en materiales lavados, extrusionados y granceados.

Los procesos de valorización – reciclado R-3 deben producir materiales, de la misma naturaleza que los de origen, y que sin nuevo proceso deben poder ser comercializados en el sector trasformador.

Ámbito: Los establecimientos en los que se lleva a cabo la manipulación y procesado de los residuos hasta la obtención de los productos finales reciclados, cuentan con equipos y operaciones auxiliares, los cuales pueden producir impactos ambientales en su entorno propios de las actividades industriales.

Siguiendo modelos de identificación de impactos ambientales, éstos se relacionan con cada etapa de los procesos de reciclado.

Objetivo: La Dirección de la empresa debe ser conocedora y gestionarla bajo el compromiso de ser responsables en los aspectos medioambientales y de seguridad en el establecimiento, conociendo los riesgos y actuaciones de prevención ante los mismos.

A modo de títulos, se identifican riesgos y describen las medidas de prevención más habituales que se establecen como requisitos en los proyectos técnicos y prescripciones de las autorizaciones ambientales para las actividades.

Descargar:

Guía completa

Por | 2019-04-08T09:01:51+00:00 abril 3rd, 2019|Publicación|Sin comentarios

Deje su comentario