¿POR QUÉ HABLAMOS DE ECONOMÍA CIRCULAR?

Inicio/Tema del Mes/¿POR QUÉ HABLAMOS DE ECONOMÍA CIRCULAR?

Por José Mª Alegre, asesor técnico de ANARPLA.

Hace unos 3 años en el Parlamento Europeo ya se publicó un manifiesto para la eficiencia de los recursos. Posteriormente se hizo sobre economía circular.

El año pasado, en la I Jornada ANARPLA-ECOEMBES, ya se explicó el concepto de Economía Circular. En Abril de este año la Comisión Europea publicó una guía en que se describía el contexto bajo el que se debía considerar la economía circular y la estrategia a seguir. Falta camino para recorrer hasta que se publique una Directiva. Ahora es el momento de analizar, por conceptos y por sectores cuál puede ser el sentido práctico y consecuencias para su puesta en práctica, sector por sector.

Se parte de la visión de crisis de recursos naturales. No solo del petróleo que puede afectar directamente al aprovisionamiento de materias primas para el sector de plásticos y su logística. Bosques-maderas, minerales férricos y no férricos, metales imprescindibles para la alta tecnología, como platino, indio, litio, cobre, cobalto, ya se alertó que debía reducirse su consumo así como la dependencia de las importaciones, evitar las distorsiones de los mercados emergentes y dentro de Europa procurar el uso eficiente de los recursos de que se dispone.

Ton Emans en su ponencia en la II JORNADA ANARPLA-ECOEMBES, nos ilustró de la necesidad de recursos ya no solo a nivel europeo, sino a nivel global. Se está camino de consumir una vez y media los recursos del planeta y en un futuro de que pueda ser siete veces.

Jornadas Anarpla // Ecoembes "Economia Circular un reto para el reciclado de los envases de plástico. Eliseo Eslava, presidente de Anarpla, y Oscar Marti Consejero delegado de Ecoembes (Photo: Alberto Sáiz)

Ton Emans

La Economía Circular, trata de introducirnos en un contexto de pragmatismo orientado al uso eficiente de los recursos en una sociedad consumidora que compite para disponer de ellos, tratando de combatir la cultura de usar y tirar, en concepto más global y más allá de los mensajes que hasta el momento estamos recibiendo de modo parcial, como el propósito de controlar la reducción de vertederos, eliminación de residuos, control de emisiones de CO2, volátiles dañinos para la salud y medio ambiente.

La estrategia, se refiere a que los productos y materias primas se puedan reintroducir continuamente en los circuitos de productos que se ponen en el mercado para ser utilizados. Además propone que un producto, antes de ser residuo a eliminar al fin de su vida útil, se utilice y reutilice de modo eficiente, alargando su vida útil, que tenga capacidad para usos múltiples, y aumentar su capacidad de prestación de servicios. El reciclado para su retorno a la vida útil requiere mejorar diseños y aplicación de innovaciones.

Hay otras corrientes de economía. La denominada Economía social y solidaria que pone la prioridad de las personas por delante de las del capital, aplicando los resultados – beneficios hacia el desarrollo sostenible de las personas que componen grupos organizados y su entorno inmediato. Economía colaborativa que promueve prácticas económicas basadas en intercambio de bienes y servicios, utilizando los actuales medios de comunicación. Economía cooperativa, actividad económica a partir de asociaciones de personas y entidades que se unen para satisfacer sus necesidades y aspiraciones en común.

¿Cual es la aportación del sector reciclador de materiales plásticos y en particular el de envases en su encaje en la economía circular?

La gran contribución es ser un eslabón para la gestión de residuos, cuya valorización los convierte en materias primas secundarias que puedan ser reconocidas por su condición de fin de residuo. Con procesos eficientes y diseño adecuado, como componente mayoritario o parcial con plástico virgen, se reintroducen en el ciclo de consumo. El reciclado de materiales plásticos goza de una larga tradición, en crecimiento, en los últimos años superior al de la generación de residuos, especialmente el sector de residuos de envases domésticos y que ha estado innovando como parte de la cadena de valor con todos los agentes implicados.

La evolución del sector, en crecimiento por mayor implantación de la economía circular, para su desarrollo continúa requiriendo trabajos. Ponemos unos cuantos exponentes de tendencias.

Bases legales para la viabilidad de las actividades y competitividad. Aplicación de incentivos para la competitividad.

Seguridad en los aprovisionamientos para la eficacia. El sector tiene capacidad suficiente para afrontar el crecimiento que vaticina la aplicación de prácticas de la economía circular. No dejemos de tener presente que ya es un sector en si competitivo comercialmente con otras materias plásticas

Innovación no solo de tecnologías y productos, alcanza a los servicios de reciclado en la preparación y aprovisionamiento de materiales para su reciclado. Mayor calificación de personal en las empresas recicladoras. Innovación aplicada al incremento de la confianza en el consumo de materiales reciclados.

Fomentar relaciones y comunicación con los transformadores para incrementar las aplicaciones de las materias plásticas, como parte o totalmente de piezas y objetos plásticos que deben ponerse en el mercado.

Los recicladores de plásticos de España están preparados para los cambios que puedan producirse en la implementación de la economía circular.

Por | 2017-07-05T10:12:22+00:00 noviembre 2nd, 2015|Tema del Mes|Sin comentarios

Deje su comentario